“La libertad y la simple belleza son demasiado buenas para dejarlas pasar.”

“La libertad y la simple belleza son demasiado buenas para dejarlas pasar.”

viernes, 21 de septiembre de 2018

Buena suerte o mala suerte? no lo sé

Había una vez un hombre que vivía con su hijo en una casita del campo. Se dedicaba a trabajar la tierra y tenía un caballo para la labranza y para cargar los productos de la cosecha, era su bien más preciado. Un día el caballo se escapó saltando por encima de las bardas que hacían de cuadra. El vecino que se percató de este hecho corrió a la puerta de nuestro hombre diciéndole:

-Tu caballo se escapó, ¿qué harás ahora para trabajar el campo sin él? Se te avecina un invierno muy duro, ¡qué mala suerte has tenido!

El hombre lo miró y le dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quien sabe.

Resultado de imagen para gato de la suerte gif animado
Pasó algún tiempo y el caballo volvió a su redil con diez caballos salvajes con los que se había unido. El vecino al observar esto, otra vez llamó al hombre y le dijo:

-No solo recuperaste tu caballo, sino que ahora tienes diez caballos más, podrás vender y criar. ¡Qué buena suerte has tenido!

El hombre lo miró y le dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quien sabe.

Imagen relacionada

Más adelante el hijo de nuestro hombre montaba uno de los caballos salvajes para domarlo y calló al suelo partiéndose una pierna. Otra vez el vecino fue a decirle:

-¡Qué mala suerte has tenido! Tu hijo se accidentó y no podrá ayudarte, tú eres ya viejo y sin su ayuda tendrás muchos problemas para realizar todos los trabajos.

El hombre, otra vez lo miró y dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quien sabe.

Pasó el tiempo y en ese país estalló la guerra con el país vecino de manera que el ejército iba por los campos reclutando a los jóvenes para llevarlos al campo de batalla. Al hijo del vecino se lo llevaron por estar sano y al de nuestro hombre se le declaró no apto por estar imposibilitado. Nuevamente el vecino corrió diciendo:

-Se llevaron a mi hijo por estar sano y al tuyo lo rechazaron por su pierna rota. ¡Qué buena suerte has tenido!

Otra vez el hombre lo miró diciendo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quien sabe.

lunes, 29 de enero de 2018

Ama al amor no al hombre

"El amor es un sentimiento increíble, saca a flote lo mejor de nosotros y nos cambia la vida. Pero a pesar de todas sus bondades, es importante saber que no podemos forzarlo. Es imposible que alguien nos quiera si no le nace, o que desarrollemos ese sentimiento por alguien sólo porque nos insiste. Por eso no se debe mendigar amor. Lo que alguien sienta por ti no sanará las heridas de tu alma, y tener que pedirlo mucho menos te hará feliz o logrará que todo resulte mejor. 


Sergio Melchor y Raquel Aldana, dos psicólogos que lo saben bien, hace poco compartieron en sus redes sociales y diversos medios una carta que habla sobre la importancia de no rogar por amor. 

Sabemos que en ocasiones la vida es difícil, y pensamos que si facilitamos el trabajo a alguien será sencillo alcanzar lo que tanto hemos soñado, pero los psicólogos mencionados coinciden en que no es así y éstas son sus poderosas razones: 

“No mendigues amor a quien no tiene tiempo para ti, a quien sólo piensa en sí mismo. No lo hagas nunca. No te merece quien te hace sentir invisible e insignificante con su indiferencia. Te merece quien con su atención te hace sentir importante y presente. 

El amor se debe demostrar, pero nunca jamás se debe mendigar. El hecho de tener que hacerlo es el más fiel reflejo de la injusticia emocional, del desequilibrio que vive el sentimiento que cimienta una relación.
Te merece aquel que dice menos pero hace más. No te merece quien sólo te busca cuando te necesita, sino quien está a tu lado cuando le necesitas, no sólo cuando su interés se lo permite. Te merece quien sin esperar nada te lleva dentro, te siente y te hace sentir importante en su vida. Dicen que no existe la falta de tiempo, que existe la falta de interés, porque cuando la gente realmente quiere la madrugada se vuelve día, martes se vuelve sábado y un momento se vuelve oportunidad. 

También dicen que quien mucho se espera, se decepciona y sufre. Así que tenemos que revisar nuestras expectativas y meternos en la cabeza aquello de “no esperes nada de nadie, espéralo todo de ti”.

Cuando percibimos como un fraude lo que los demás hacen o dicen, realmente llegamos a sentir dolor. Un dolor emocional que a nivel cerebral se comporta de la misma forma que el dolor físico. Así que ¿por qué deberíamos ignorar el dolor emocional? No podemos dejar que el tiempo lo cure sin más, tenemos que trabajar sobre él y extraer las enseñanzas que nos brinda, del mismo modo que dejaríamos de tomar chocolate si descubrimos que es el causante de nuestro malestar estomacal. 
Esto es muy importante, porque socialmente se tiene la falsa creencia de que el malestar psicológico es signo de debilidad y de que, al mismo tiempo, el tiempo curará las heridas sin necesidad de “desinfectarlas” ni de poner vendas o parches para evitar que sangren.


Valórate, quiérete bien, dedica tiempo a la gente que se lo merece y que te hace sentir bien. No mendigues la atención, la amistad ni el amor de nadie. Quien te quiere, te lo demuestra tarde o temprano. Por eso, si vives en una situación de injusticia emocional tan alarmante, recuerda:

A quien no te llame y no conteste tus llamadas, no le llames. No busques a quien no te extrañe. No extrañes a quien no te busca. No escribas, no te sometas al castigo de la indiferencia que demuestran mensajes ignorados o silencios infundados.

No esperes a quien no te espera, valórate y deja de mendigar y de rogar amor. Porque, como hemos dicho, el amor se debe demostrar y sentir, pero jamás implorar. Tu cariño debe ser para quienes te quieren y te comprenden sin juzgarte.

Y, sobre todo, no te olvides del valor de tu sonrisa ante el espejo; quiérete y valórate por todo lo que eres y no por lo que te hace entender alguien que no te merece. Ámate bien, y date cuenta de que el hecho de que alguien te descuide, no quiere decir que tú no debas hacer lo imposible por rodearte de personas que te quieran en su vida. De verdad, por lo que más quieras, no mendigues la atención de nadie y mucho menos amor. ¿Sabes por qué? Porque tú vales más de lo que te puedes imaginar.” 

Antes de amar a otro necesitas amarte a ti mismo; no eres una media naranja sino una completa, jugosa y deliciosa que puede combinarse con otra fruta para hacer un mejor sabor; puedes disfrutar tu soledad en lugar de sufrir con una mala compañía. 

Aprende a amar a quien vale la pena y no te conformes con menos de lo que mereces. 


Edición: David Moya
e.

jueves, 11 de enero de 2018

Joaquín Sabina



"El primero de enero aunque me siga muriendo por ti, me iré con el primero que me quiera"
Han pasado los 19 días y 500 noches y ahora sé que ni tú eras para tanto, ni yo soy para ti.

Cuando la ciudad pinte sus labios de neón, subirás a mi caballo de cartón... me podrán robar tus días, tus noches no.



Este adiós no maquilla un hasta luego, este nunca no esconde un ojalá, esta ceniza no juega con fuego, este ciego no mira para atrás.


Siempre tuvo la frente muy alta, la lengua muy larga y la falda muy corta...

¿Dónde está la canción que me hiciste cuando eras poeta? 
Terminaba tan triste que nunca la pude empezar.

Y la vida siguió, como siguen las cosas que no tienen mucho sentido...
Incluso en estos tiempos
en los que soy feliz de otra manera, 
todos los días tienen ese instante 
en que me jugaría la primavera 
por tenerte delante.
Lo peor del amor es cuando pasa... bueno de los años es que curan heridas, lo malo de los besos es que crean adicción.

Cuélgate de quien te quiera, no te mueras más que por amor…

Aunque siga muriéndome por ti, me iré con la primera que me quiera…

De ti depende y de mí que entre los dos siga siendo ayer noche, hoy por la mañana.

Hay mujeres que arrastran maletas cargadas de lluvia.

Los hombres engañan más que las mujeres; las mujeres, mejor.
Serás todo lo guapa que quieras, pero dime si el mundo fuera ciego. A cuanta gente impresionarías?
Ahora que sin saber, hemos sabido, querernos, como es debido, sin querernos, todavía.

Antes de que me quieras como se quiere a un gato 
me largo con cualquiera 
que se parezca a ti.
No me gusta invertir en quimeras, me han traído hasta aquí tus caderas y no tu corazón.

Qué poco rato dura la vida eterna por el túnel de tus piernas.

A menudo, los labios más urgentes, no tienen prisa dos besos después.

Peor para el sol, que se mete a las siete en la cuna del mar a roncar, mientras un servidor, le levanta la falda a la luna.
La buena reputación es conveniente dejarla caer a los pies de la cama, hoy tienes una ocasión de demostrar que eres una mujer además de una dama


Hay mujeres que ni cuando mienten dicen la verdad

Nunca tuve más religión que un cuerpo de mujer.

Cuando soy bueno soy bueno, cuando soy malo soy mejor.

No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió.

Amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño.

Ya no cierro los bares, ni hago tantos excesos, Cada vez son más tristes, las canciones de amor.

Prefiero la guerra contigo, al invierno sin ti. 
Este pez ya no muere por tu boca, este loco se va con otra loca, 
estos ojos no lloran más por ti.

Y el sol es una lágrima en un ojo que no sabe llorar. 

Era tan pobre que no tenía más que dinero.

¿Qué maldición separa a los amantes que no se han olvidado?

Cuando te haya olvidado aún te echaré de menos…



Y dile que la echo de menos, 
cuando aprieta el frío, 
cuando nada es mío, 
cuando el mundo es sórdido y ajeno, 
que no se te olvide, 
es de esas que da 
siempre un poco más 
que todo, y nada piden.

***
Las malas compañías son las mejores.

Si no fueras tan guapa
si no me sacudieras por las solapas
del corazón
Si no fueras tan lista
tan ángel de la guarda de los artistas
desesperados
Si no fueras tan tierna,
si no hubiera dormido entre tus piernas
crucificado
Si no fueras tan loca, tan pena, tan todo
tan beso, tan duda
si no fueras tan seda, tan uva, tan miedo
tan sal, tan desnuda
si no fueras tan casa, tan nube, tan pingo
tan tango, tan blues…
Yo no estaría aquí
jugándome por ti
la vida a cara o cruz

Sólo se me ocurrían tres maneras de atraer su atención: triunfar en el toreo, atracar un banco o suicidarme. Lo malo es que las tres exigían una sobredosis de valor que yo [¡ay de mí!] no poseía. Yo poseía mi cuaderno a rayas cada vez más lleno de ripios contra el mundo, mi guitarra, cada vez más desafinada… Y un plano del paraíso, que resultó ser falso.


Apenas llegó, se instaló para siempre en mi vida. No hay nada mejor que encontrar un amor a medida.

viernes, 18 de agosto de 2017

Stanley Kubric


Stanley Kubrick (Nueva York, Estados Unidos, 26 de julio de 1928St Albans, Reino Unido, 7 de marzo de 1999) fue un director de cine, guionista, productor y fotógrafo estadounidense. Considerado por muchos como uno de los cineastas más influyentes del siglo XX, destacó tanto por su precisión técnica como por la gran estilización de sus películas y su marcado simbolismo.​

Comenzó a trabajar en el cine a partir de 1951, año en el que se estrenó su primer proyecto, el cortometraje documental Day of the Fight,​ que fue comprado por RKO Pictures, dándole a Kubrick un pequeño beneficio económico. Esta compañía también le adelantó dinero para su siguiente trabajo, un documental de nueve minutos llamado Flying Padre.3​ Tras realizar varias cintas, se estrenó Paths of Glory, un film antibelicista que hasta el día de hoy es considerado uno de los mejores del director.​

Posteriormente, dirigió su primera película de alto presupuesto: Espartaco, que fue galardonada con cuatro Premios Óscar y elevó la carrera de Kubrick a un mayor nivel. Tras el éxito que cosechó la cinta —incluyendo un Globo de Oro a la mejor película dramática—, Kubrick tuvo la oportunidad de dedicarse a otro proyecto, Lolita de 1962. El largometraje protagonizada por Sue Lyon y James Mason recibió críticas mixtas, pero causó controversia debido al contenido relacionado con la hebefilia. Sin embargo fue nominado como mejor director en los Globos de Oro y en el festival de Venecia en 1962, también obtuvo una puntuación de 95% en el sitio web Rotten Tomatoes.8​ Dos años después dirigió Dr. Strangelove, por la cual fue candidato a varios galardones, entre ellos varios BAFTA y su primera nominación al Óscar, en las categorías Mejor director y guion adaptado.​

En 1968 alcanzó la cumbre de su carrera con 2001: A Space Odyssey, film de ciencia ficción con el que ganó su único Óscar a título personal, por el diseño de efectos especiales.​ Además, la película es considerada como una de las mejores de la historia dentro de su género.​ Posteriormente, Kubrick dirigió La naranja mecánica, una de las cintas más polémicas de la historia, más que nada por su alto nivel de censura.

Posteriormente dirigió Barry Lyndon de 1975, ganadora de cuatro Óscar; Kubrick perdió como Mejor director ante Miloš Forman por One Flew Over the Cuckoo's Nest con Jack Nicholson. Este actor protagonizó la siguiente película de Kubrick, El resplandor, basada en la novela de Stephen King. Luego de la realización del film, King comentó que le desagradó la versión de Kubrick.​ Asimismo, dirigió Full Metal Jacket(1987) y Eyes Wide Shut (1999).

De sus trece películas, se encuentran clásicos del cine como Paths of Glory (1957), Espartaco (1960), Lolita (1962), Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb (1964), 2001: A Space Odyssey (1968), La naranja mecánica (1971), Barry Lyndon (1975), El resplandor (1980), Full Metal Jacket (1987) o Eyes Wide Shut (1999).

Stanley mostró desde muy joven su interés por la fotografía, que practicaba con una cámara réflex que le regalaron sus padres. Otra afición era la música –el jazz en particular; incluso tocó la batería en la Taft Swing Band– y el ajedrez.25​ Estos tres pasatiempos serían fundamentales para su futura carrera como director.

 Su melomanía le permitió a lo largo de toda su carrera poder discutir todos los aspectos relacionados con la banda sonora de sus películas, llegando en ocasiones a prescindir de compositor y escogiendo personalmente piezas de música clásica para sus largometrajes —como en el caso de 2001: A Space Odyssey.

“No la amé porque fuera diferente. Era una perra cabrona. Andaba por ahí con el pelo alborotado seduciendo a cualquiera que cruzara por su vista. Tenía una risa capaz de levantar a todo el pueblo contra aquel que se atreviera a odiarla. Pero nadie la conoció como yo. Dudé muchas veces que en realidad me quisiera, que sintiera algo por mí. Se la pasaba mentándome la madre y gritando hacia el cielo que yo era un hijo de puta. Yo no era un hijo de puta, yo la amaba. Pero los dos nos sacábamos de quicio, y si una cosa es bien cierta, es que dos cabrones chocan. Todos los días, todos los malditos días llegaba al departamento aventándome las cosas, pero a los diez minutos ya estábamos en el escritorio, en la cama, en la cocina, en el piso haciendo el amor. Estar con ella era como esperar que nevara en primavera, como eso que sienten los pendejos antes de aventarse al precipicio. Y a pesar de eso la amaba. La amé, ¡maldita sea!, la amo, la seguiré amando siempre".

— Estefanía Mitre

lunes, 31 de julio de 2017

Juan José Arreola

Juan José Arreola Zúñiga (Zapotlán el Grande —hoy Ciudad Guzmán—, Jalisco, 21 de septiembre de 1918 - Guadalajara, Jalisco, 3 de diciembre de 2001) fue un escritor, académico, traductor y editor mexicano. De formación autodidacta (nunca terminó la primaria) desempeñó los más diversos oficios a lo largo de su vida. Arreola pertenece a la generación del 50, que incluye a autores como Emilio Carballido, Rosario Castellanos, Sergio Magaña, Ernesto Cardenal, Jaime Sabines, Juan Rulfo, Rubén Bonifaz Nuño.1​ Gracias a obras como Confabulario (1952) Bestiario (1959) y La Feria muy divertida (1963) se le considera como uno de los impulsores más importantes del cuento fantástico contemporáneo en México así como uno de los máximos exponentes de la minificción latinoamericana, junto con Julio Torri y Augusto Monterroso.​

Si no lees, no sabes escribir. Si no sabes escribir no sabes pensar.

  

Carl Rogers

Carl Ransom Rogers influyente psicólogo en la historia estadounidense, quien junto a Abraham Maslow llegaría a fundar el enfoque humanista en psicología

"Me doy cuenta de que si fuera estable, prudente, estático, viviría en la muerte. Por consiguiente, acepto la confusión, la incertidumbre, el miedo y los altibajos emocionales, porque ése es el precio que estoy dispuesto a pagar por una vida fluida, perpleja y excitante..."



Carl Rogers dice: las personas son tan hermosas como las puestas de sol, si se les permite que lo sean. En realidad, puede que la razón por la que apreciamos verdaderamente una puesta de sol, es porque no podemos controlarla. Yo digo que las personas pueden ser tan hermosas como una puesta de sol, siempre y cuando nos tomemos el tiempo de verlas.